domingo, 15 de junio de 2008

trabajo actual

revista planta toma posición sobre las condiciones de trabajo de los docentes de español para extranjeros. la verdad que esta revista está tan buena que podemos dejar pasar el pesadísimo estilo de selci, su pretenciosa enunciación. si no fíjense que los artículos que escribe con otras personas se alivianan, discurren, son gráciles, y los *solistas*, bueno, un esfuerzo más che!

por eso destaco, sobre todo, las muy buenas ideas que visitan la revista, más que la pluma de sus críticos.

el artículo es preciso y, para el que está en tema, obvio en mayor medida. de todos modos, hay que decir lo obvio, y no por obvio es menos plausible.

yo glosaría y agregaría que la caída de las formas de organización política y trabajo a nivel local por causas más o menos intuibles por todos (intervención de los cuerpos y la ley por parte de la dictadura y post dictadura) retornan a nuestra cotidianeidad de una manera espeluznante: no sabemos qué hacer ni cómo intervenir con nuestro malestar en la estructura económica. fiel a la época, el blog e internet pueden darnos un primer espacio de discusión ahí donde no tenemos militancia.

a mí todavía no se me ocurrió ninguna nueva manera de organizarnos, pero bueno, pensar dónde ya estamos viene muy bien.

lo que no cabe duda: queremos más plata y más estabilidad: será vaselina no más, pero mejor que ésta.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

"queremos más plata y más estabilidad" es un triste grito de guerra, hoy omniclasista: la complicidad final. me da mucha lástima escucharlo acá.

lahe dijo...

y sí, anónimo. no te creas que a mí no, eh. igual la complicidad está al principio y por todas partes. como dice guillén: esta paz es culpable, así que yo sugiero ir perdiendo esas ilusiones sobre lo que no es "final", y por lo tanto no sería "cómplice". al menos en economía estructural, yo no pienso el tiempo de esa manera, lo pienso de otra.

un pedido de reivindicación en una relación laboral es una complicidad con las leyes de la estructura económica. no me pasa por alto esto. es suavizar la explotación para mantenerla.

desde mi condición de asalariado considero que merezco todo el dinero que produzco. pero como no piensan ni remotamente en darme todo ese dinero, reclamo un poco más de lo que me dan.

de la huelga general revolucionaria para abajo, se trata de paliativos.

aunque implique no estar a la altura de mis ídolos ideológicos, yo hoy pido más plata y más estabilidad. y... es un poco lastimoso. es pedir justicia sobre un fondo de injusticia. a mí no se me ocurre nada mejor por ahora.

la revolución no es una cena de gala dijo...

bueno, no sé quiénes serán tus ídolos ideológicos pero esa nominación incluye una fecha de vencimiento demasiado cercana, no? ahí ahí justo cuando los instituiste ídolos!
es cierto que la revolución no se trata de dinero (aunque las revoluciones nos muestren que hay mucho de eso)
pienso que más allá de que quieras dinero, hacés otra cosa que pedir eso! tu poesía también resiste.
aparte, si bien estabilidad es un término medio siniestro y que no nos presenta, es pedir lo imposible!
abrazos
dominique.

Anónimo dijo...

ah! y yo descreo que sea omniclasista ese grito, más bien pienso que ese es un pensamiento de clase media.
¿les parece que todas las clases (uf, que terminología más anticuada) piden eso o sólo la clase media?

Anónimo dijo...

la sociedad rural pide más plata y más estabilidad.
el fmi pide (sigue pidiendo) más plata y más estabilidad.
la clase media, desde siempre, es lo único que pide: más plata y más estabilidad.
los pobres (piketeros o no) qué van a pedir? un poco de plata! un poco de estabilidad!
sólo los troskos se rehúsan a pedir más plata y más estabilidad. y, de algún modo, está locos. deliran.
ahora los "poetas" piden... adivinen qué?
nada, a eso venía mi primer comentario anónimo: yo tenía la esperanza de que los poetas tuvieran algo creativo para decir. algo nuevo para pedir. o dar.

lahe dijo...

las series que armas son harto discutibles.

en primer lugar, hay que pensar en nombre de qué se pide ese dinero, es decir a cambio de qué. si no, como lo pensás vos no habría diferencia entre el reclamo del fmi y el reclamo, por ejemplo, de los docentes de la uba.

tu visión de la izquierda es insostenible. el pedido de aumento de los sueldos docentes apoyados por la izquierda claramente indica lo contrario a lo que afirmás en tu panorama romantizante. el pcr estaba loco cuando llamaba a votar a menem. eso es una locura.

hace rato que la poesía ya no inventa. felizmente, asi no le da más armas de propaganda al fascismo. es una lástima que tu esperanza haya salido lastimada en esta escaramuza verbal.

el poeta part-time pide más plata por su trabajo. ¿cómo si el ejercicio de la letra fuera a diferenciar al poeta del su condición de trabajador? yo voy al chino y recito un poema, a ver cómo me va. a ver si puedo hacerme una credencial con tu post para mantener un aura a mi alrededor. club eureka se va a llamar. me hacés enojar loco

Anónimo dijo...

Qué emo: apestas.